En relación con la caravana migrante proveniente de Centroamérica, el presidente Donald Trump emitió un pronunciamiento oficial con fecha 8 de noviembre de 2018, según el cual, se limita y suspende el ingreso de cualquier extranjero desde la frontera con México por un plazo de 90 días o hasta que se logre llegar a un acuerdo con este país para hacer frente a esta cuestión (lo que ocurra primero)[1].

Posteriormente, en aplicación del pronunciamiento emitido por Donald Trump, los Departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional emitieron una declaración conjunta el pasado 11 de noviembre, según la cual aquellas personas que se encuentren en la sección 1 de la proclamación emitida por Trump no podrán solicitar asilo[2].

Sobre el particular, es preciso hacer referencia a una serie de cuestionamientos que se han formulado en torno al contenido de la medida adoptada por el presidente Trump referida a la prohibición del ingreso de extranjeros. En ese sentido, el Tahihr Justice Center ha cuestionado la sección 2 de la proclamación en cuestión, puesto que es arbitrario distinguir entre aquellas personas que ingresan a los Estados Unidos por un punto de entrada de aquellos que no; esta medida contravendría instrumentos internacionales que vinculan a Estados Unidos[3].

Por otra parte, se alega también que estas medidas atentan con la Inmigration and Nationality Act, concretamente, la sección 208, inciso 1, literal (a)[4], según la cual, cualquier persona puede solicitar asilo[5]. Por todo ello, es perfectamente posible cuestionar la legalidad de estas medidas.

Adicionalmente, se indica que la proclamación atentaría contra una serie de instrumentos internacionales como la Convención sobre el Estatuto de Refugiados, en específico los artículos 3, 31 y 34, que en buena cuenta brindan protección sin discriminación a todas las personas que ingresen a alguno de los Estados Parte y encajen en la definición de “refugiado”[6].

Lo anterior explica por qué esta medida emitida por el presidente Trump ha sido paralizada por el juez federal de San Francisco, Tigar. De acuerdo con el fallo emitido por este juez, las competencias conferidas al presidente de los Estados Unidos no le permitirían establecer este tipo de medidas restrictivas que han sido claramente prohibidas por leyes del Congreso[7]. Sobre el particular la administración Trump ha señalado que apelará esta medida; por ende, dependerá de los tribunales superiores determinar la suerte de los miles de inmigrantes que buscan ingresar a los Estados Unidos.

De otro lado, uno de los Estados que se ve afectado —como país de tránsito— por esta ola de migraciones masivas ha sido México, en ese sentido, con miras a lograr la protección de estas personas, se viene negociando un acuerdo con los EE.UU., según el cual, el primero estaría encargado de velar por la situación de los migrantes mientras duren sus procesos en las cortes estadounidenses, situación que viene desarrollándose en la práctica[8]. A cambio de ello, Estados Unidos asumiría como compromisos promover la inversión y el desarrollo en una de zona meridional de México (uno de los sectores más olvidados de este país)[9], así como el incremento del apoyo económico que se brinda a los Estados centroamericanos. En ese sentido, es preciso señalar que, en la actualidad, los Estados Unidos destinan 600 millones de dólares a este bloque de países, empero, dados los problemas en materia de cooperación internacional, solamente se han hecho efectivos 200 millones. Esta situación sería revertida en virtud de este nuevo acuerdo, puesto que, el nuevo monto sería de 1500 millones de dólares[10].

De esta manera se buscaría aliviar razonablemente las causas o motivaciones que provocan la migración centroamericana, atacando los problemas reales y no sólo limitando la solución de estos complejos temas a través del reforzamiento de la seguridad en las fronteras.

[1] “Section 1. Suspension and Limitation on Entry. The entry of any alien into the United States across the international boundary between the United States and Mexico is hereby suspended and limited, subject to section 2 of this proclamation. That suspension and limitation shall expire 90 days after the date of this proclamation or the date on which an agreement permits the United States to remove aliens to Mexico in compliance with the terms of section 208(a)(2)(A) of the INA (8 U.S.C. 1158(a)(2)(A)), whichever is earlier.”

[2] DEPARMENT OF HOMELAND SECUTITY y DEPARTMENT OF JUSTICE. “8 CFR Parts 1003 and 1208”. 9 de noviembre de 2018. URL: https://www.aila.org/advo-media/agency-liaison/submit-feedback-notices-requests-for-comment/interim-final-rule-asylum-claims-along-southern.

[3] TAHIHR JUSTICE CENTER. “Brief Analysis”. URL: https://www.tahirih.org/wp-content/uploads/2018/11/Brief-analysis-border-asylum-rule-11.9.pdf.

[4] “Any alien who is physically present in the United States or who arrives in the United States (whether or not at a designated port of arrival and including an alien who is brought to the United States after having been interdicted in international or United States waters), irrespective of such alien’s status, may apply for asylum in accordance with this section.”

[5] Idem.

[6] Idem.

[7] THE WASHINGTON POST. “In blow to Trump’s immigration agenda, federal judge blocks asylum ban for migrants who enter illegally from Mexico”. 20 de noviembre de 2018. URL: https://www.washingtonpost.com/nation/2018/11/20/blow-trumps-immigration-agenda-federal-judge-blocks-asylum-ban-migrants-who-enter-illegally-mexico/?utm_term=.095b5399b75b

[8] EL PAIS. “México negocia con Trump un ‘plan Marshall’ para la migración de Centroamérica”. 26 de noviembre de 2018. URL: https://elpais.com/internacional/2018/11/25/mexico/1543164641_089736.html.

[9] Idem.

[10] Idem.